lunes, 18 de abril de 2011

HIPÉRICO: La hierba anti-depresiva

Madaus llamó al hipérico "árnica de los nervios", siendo muy útil en el tratamiento de la astenia psíquica causada por excesivo esfuerzo intelectual.
Hipócrates recomendaba el hipérico como remedio refrescante y antiinflamatorio. Sebastián Kneipp recomendaba su aceite en las contusiones, dolores artrósicos, neurálgicos y procesos dolorosos.
Aunque parezca exagerada la opinión que les merecía a los antiguos, el hipérico posee unas propiedades terapéuticas realmente sorprendentes, en virtud de las cuales ha acaparado la atención de multitud de científicos y médicos. Este extracto ha demostrado ser realmente eficaz en el tratamiento de los trastornos depresivos leves y moderados. Hasta tal punto es así que en Alemania el consumo de hipérico es muy importante. Sin duda, se trata de una gran alternativa en el tratamiento del decaimiento, con visos muy prometedores de cara a los años venideros. A nivel físico, tiene propiedades desinflamatorias y antimicrobiales.
Está indicado especialmente indicado para personas que sufren de neuralgia, ciática y desórdenes nerviosos como stress y depresión. Pero conozcamos más sobre el Hipérico.

Etimología del nombre

Hypericum perforatum, también conocida como hipérico, hipericón, corazoncillo o hierba de San Juan (en inglés, St. John's wort), es la especie más abundante de la familia de las gutíferas (Guttiferae) o hipericáceas (Hypericaceae).
El nombre hipérico deriva del griego hyperikon, que quiere decir "sobre las imágenes" o "por encima de una aparición". Para algunos, el nombre hace referencia a la propiedad que se le atribuía de hacer huir a los malos espíritus y las apariciones; solían colgarse flores de esta planta sobre las imágenes religiosas el día de San Juan; para otros, las glándulas de sus pétalos parecen formar imágenes (a este hecho se le dio mucha importancia en la Edad Media, ya que era utilizado en los exorcismos por sus virtudes cabalísticas). El término perforatum se debe a las glándulas de aceite situadas en sus hojas y sépalos que le dan a la planta un aspecto perforado, si se observa al trasluz.
El hipérico alcanza su floración a finales del mes de junio, de ahí que se le conozca también como hierba de San Juan. Este es el momento oportuno para recolectarla. Debe secarse y guardarse en un recipiente seco y hermético.

Ataque contra la DEPRESIÓN

El Hipérico es además una planta medicinal con múltiples aplicaciones. Por ejemplo, su aplicación tópica sirve para acelerar la cicatrización de las heridas.
Sin embargo, las propiedades de esta hierba que más han atraído a los investigadores se vinculan con su uso tradicional para el tratamiento de la depresión leve a moderada. Esta indicación ha sido validada en las últimas décadas por las agencias de salud de algunos países como Alemania, donde se la ha incluido en la farmacopea oficial, y se le prescribe ampliamente con ese propósito terapéutico.
En Alemania, el extracto de esta planta es desde hace tiempo la sustancia antidepresiva más vendida. Esta planta perenne, que era un remedio popular para la locura en la Edad Media, alivia la depresión ligera, la ansiedad y las alteraciones del sueño con la misma eficacia que los fármacos convencionales, pero sin sus efectos secundarios.
El hipérico es una de las grandes estrellas entre las hierbas medicinales debido a su acción antidepresiva, pero a medida que se investiga se descubre no sólo que sus virtudes saludables son más amplias de lo que se conoce y benefician a la mente y al cuerpo, sino que además puede tener acciones adversas que requieren precauciones al tomarlo.
En Alemania, el extracto de esta planta es desde hace tiempo la sustancia más vendida para combatir la depresión, por delante de productos sintéticos como el Prozac. En EEUU, sus ventas han aumentado en pocos años en un 2.800 por ciento. Su consumo crece en el mundo, debido su capacidad para aliviar uno de los males de fin de siglo: la tristeza y la inhibición psicológica.
Es así como el Hipérico, Corazoncillo o Hierba de San Juan, es el antidepresivo botánico más usado y estudiado. Se sabe pues que esta planta alivia las depresiones leves y moderadas, con la eficacia de los antidepresivos farmacológicos, consigue resultados dónde otros fármacos fallan y palía el trastorno anímico específico que causa la falta de luz solar en invierno.
Numerosas investigaciones en Alemania y Austria, confirman que un 60-80 por ciento de las personas deprimidas mejoran al tomar hipérico durante un mes.
El mayor estudio efectuado para comprobar la eficacia de esta hierba, efectuado en la universidad germana de Giessen y publicado en el British Medical Journal, concluye que el extracto de hipérico es tan eficaz para tratar la depresión como los antidepresivos convencionales y sin ocasionar sus efectos secundarios (insomnio, pérdida de peso, disfunciones sexuales).
Para muchos expertos, la medicina terminará por incorporar al Hipérico a la primera línea de batalla en el tratamiento de la depresión, incluso en los casos severos, junto a las terapias farmacológicas habituales. Los distintos componentes vegetales del hipérico, como la hipericina, la pseudohipericina y los flavonoides, y muchas otras sustancias activas que aún no se han estudiado, ejercen un efecto benéfico en la actividad bioquímica de distintos sistemas orgánicos, fortaleciendo el ánimo y las defensas inmunológicas, y ayudando a aliviar distintos trastornos del cuerpo y la psique.
Al igual que la fluoxetina (Prozac), el hipérico "engaña" al cerebro haciéndole creer que tiene más serotonina, una sustancia cerebral que ayuda a mantener un buen ánimo y la estabilidad emocional, pero cuyo nivel se reduce en la persona deprimida, causándole inestabilidad, irritabilidad, tristeza y ansiedad.
Además, esta planta reduce débilmente la acción de otra enzima cerebral, la monoaminooxidasa (MAO) que destruye la serotonina y otras sustancias similares, ayudando indirectamente a aumentar la cantidad de serotonina y mejorando el humor.
Asimismo, el hipérico disminuye la producción de interleucinas, unas sustancias intermediarias entre las células del sistema inmunitario, cuyo exceso sobreactiva, desajusta y confunde a las defensas orgánicas, bajando la protección contra las infecciones y enfermedades y causando una sensación de malestar emocional.
Además, la Hierba de San Juan es analgésica (es uno de los remedios más antiguos para aliviar tanto el malestar y el dolor) y sedante (además de eliminar la ansiedad y la excitación nerviosa, puede regularizar el sueño, aliviando el insomnio y la hipersomnia, sobre todo en las personas deprimidas).
Esta hierba también tiene cualidades antiespasmódicas (puede ser útil para tratar los espasmos gastrointestinales, el síndrome del colon irritable y el asma bronquial) y antimicrobianas (uno de sus componentes, la hipericina, es muy activo contra los virus del herpes simple, la gripe y la mononucleosis) y distintas bacterias patógenas (causantes de infecciones de la garganta y el oído, las vías urinarias y el aparato digestivo).

Sin embargo, cuando el hipérico se utiliza como medicamento fitoterapéutico, generalmente se administra en forma de extractos estandarizados, con concentraciones fijas de los principios activos a los cuales se atribuyen los efectos farmacológicos; se estima que el más importante de éstos es la hipericina, aunque estudios recientes reportan una mayor actividad de la hiperforina. Esta conclusión se basa fundamentalmente en un ensayo con resultado negativo llevado a cabo por el Centro Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa de los Estados Unidos.
Para este fin (tratamiento de la depresión), la hierba de San Juan puede conseguirse en diversas presentaciones: como hierba, como gragea o cápsula, en bolsas de té o en tinturas. Ha quedado claro que no debe consumirse por ningún motivo junto con Prozac.
Por último, el nombre común es muy variado: amnica, cientoenrama, corazón de ciervo, corazoncillo, corión, espantadiablos, hierba del agua, hierba de la sangre, hierba de las heridas, hierba de las machacauras, hierba de San Juan, hierba militar, hipericón, hipericón oficinal, hipérico, hipérico horadado, hipericón, hipérico común, perforada, perforata, pericó, pericón, pericón amarillo, pericón común, pericón silvestre, perico, pericote, periquito, San Juan, sanjuanera, sanjuanes, san juanes, sanjuanines, té borde, trescalar, tresflorina, yerba de San Juan, yerbuca de San Juan.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Visitanosen

Academia.edu

Contáctenos

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *