miércoles, 29 de septiembre de 2010

El Pensamiento del Filósofo Max Scheler: Contra la relatividad de los valores

Al estudiar filosofía, vemos que uno de los problemas emergentes y trascendentales lo da el estudio de la axiología y cuando tratamos de analizar la profundidad del problema, no podemos dejar de lado la creatividad y la calidad personal de Max Scheler, pues no dudamos en que él es uno de los más destacados de la antropología filosófica y de la teoría de los valores en el siglo XX.

En este breve artículo, no pretendo dar un “sermón sobre los valores”, pues considero que mientras uno más habla sobre los valores, termina haciendo todo lo contrario, pues recordemos que parte de la esencia en la existencia del hombre es contradicción. Sin embargo, esto no quiere decir que estemos perdidos y nos olvidemos de los valores, pues soy de la idea que para poder aplicarlos correctamente y no solo especulando, se debe conocer de cerca la teoría objetivista de los valores de Max Scheler.

La figura paradigmática del filósofo se exhibe en “el vigor de su pensamiento y en el estilo cautivante de su prosa”, recordando las palabras de Risieri Frondozi en su obra Qué son los valores (Pág. 82). Pero a pesar de ello, el pensamiento Scheleriano no logró nunca constituirse en una visión orgánica del hombre y los valores, debido tal vez a los cambios dramáticos en su vida y a nivel de las líneas matrices de su filosofía.

La teoría objetivista de los valores de Max Scheler, expuesta en su obra Ética, ve la luz en los inicios del siglo XX, como replica a las posturas del relativismo axiológico, al subjetivismo fácil y al empirismo rampante, manifestando así una nueva misión de la autonomía, objetividad e inmaterialidad de los valores. Dicha axiología se nutre de la formación ética kantiana, rescatando el a priori de sus categorías cognitivas, para transformarlo en un a priori emocional capaz de ser una vía de acceso en la aprehensión de los valores. Scheler también recibe influencia de la filosofía de San Agustín y de la “lógica del corazón” del filósofo Pascal. Pero la mayor parte de su pensamiento se la debe a la fenomenología de E. Husserl en lo que respecta a la intencionalidad de la conciencia que se proyecta sobre los objetos. Scheler la convierte en intencionalidad emocional dirigida a los valores.

¿Qué son los valores para Scheler?

Son instancias o cualidades objetivas, inmateriales e independientes de los objetos. Estos son los soportes materiales de los valores, los cuales les otorgan el carácter de bienes u objetos valiosos (catedrales, poemas, cuadros de pintura). Pero los objetos no generan per se los valores. El valor belleza por ejemplo, no se extrae por inducción empírica a partir de los objetos, sino se le descubre realizado en el objeto. Scheler argumenta: ¿Con qué criterio escogeríamos en los objetos las seguridades para alcanzar el significado de lo bello? El valor precede al objeto, pero también – contra lo que creía Kant – el valor moral de una conducta precede al deber y a la conciencia de la ley ética.

La autonomía de los valores no sólo se refiere a los objetos, sino también a nuestras apreciaciones, opiniones e intereses personales o de grupo. Es célebre la sentencia Scheleriana: “Aunque nunca se hubiera juzgado que el asesinato era malo, hubiera continuado el asesinato siendo malo. Y aún cuando el bien nunca hubiera valido como bueno sería no obstante bueno”. Con lo cual vemos que es completamente indiferente a la esencia de los valores si un hombre o un grupo tienen valores o carecen de ellos.

Esto significa que los valores no son solamente objetivos e inmateriales, sino también absolutos e inmutables y no resultan afectados por los cambios de los objetos. La traición de mi amigo o de mi amiga no altera para nada el valor de la amistad. Si la actitud moral tradicional es afectada por un cambio social revolucionario, los principios morales no sufren ningún condicionamiento. Sólo se transforman las actitudes valorativas o el conocimiento de los valores, pero no los valores per se.

¿Cómo se pueden acceder a los valores?

Según Scheler, los valores se aprehenden o descubren en los objetos y acciones gracia a la intencionalidad afectiva, a la “percepción” emocional. Hace suya la valorización de las cosas con arreglo a la logique du coeur (la lógica del corazón) de Pascal: “El corazón tiene razones que la razón desconoce”. Esto trata de un orden inmaterial que no es caprichoso ni arbitrario y que está sujeto más bien a reglas muy precisas pero muy distintas a la lógica intelectual, a la logique du raison.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada