sábado, 6 de noviembre de 2010

LA CAJA DE PANDORA: La Encantadora Desgracia

Muchos de nosotros hemos escuchado la frase “Caja de Pandora” y aunque algunos tienen una idea vaga de lo que pueda tratarse, me tomé la molestia de hacer un pequeño resumen de la mitología griega y poder dilucidar como conclusión final, a qué nos referimos cuando hablamos de la “Caja de Pandora”. Mi curiosidad nació por la conversación que tuve con una ex – alumna y me comentó la interpretación que ella le da, el de “desatar todos los males a la humanidad”. Sin embargo, quise corroborar su interpretación y analizar en el estudio de la mitología griega, como surge este tema.

La historia de Pandora, empieza con el mito de Prometeo, quien robó el fuego a los dioses para entregárselos a los mortales humanos. La historia de Pandora es una venganza de Zeus, o sea, un castigo que se le da a Prometeo por haber revelado el secreto del fuego a los mortales.

A continuación el resumen y luego el análisis que realicé del mito, pues la historia es contada por el poeta HESIODO.

“La Caja de Pandora”

El Gran Zeus, padre de los dioses del Olimpo, ordena a Hefestos “dios del fuego”, esculpir una estatua de una hermosa doncella. Ante esto, Atenea, celosa de Prometeo, se convirtió en su enemiga y echó sobre la estatua una vestidura blanca y reluciente, también le colocó en el rostro un velo, colocó también una corona de flores y un cinturón de oro, quien adornó con policromas figuras de animales. Luego, el mensajero de los dioses, Hermes, le otorgaría el habla a la bella estatua, pero también le implantó mentiras, seducción y un carácter inconstante (difícil de entender) y la diosa Afrodita le daría todo el encanto amoroso.

Fue así que Zeus, bajo la apariencia de un bien, creó un engañoso mal, al cual llamó “Pandora la omnidotada”, pues cada uno de los inmortales dioses había entregado a la hermosa doncella algún nefasto obsequio para los hombres. Una vez creada, la llevaron a la Tierra y era una virgen muy hermosa, pues muchos de los mortales (hombres) caían ante sus pies, ante tan deslumbrante belleza juvenil.

Sin embargo, Pandora se dirigió hacia Epimeteo, el “ingenuo” hermano de Prometeo, llevando entre sus manos una pequeña caja, como regalo de la divina providencia, Zeus. Por más que Prometeo le había dicho a Epimeteo que nunca reciba nada de nadie, que no aceptara obsequios o regalos de ninguna persona, mucho menos de los dioses e incluso Zeus y que si llegase un momento así, rechazara todo obsequio.

Pero como era de suponerse, Epimeteo se olvidó del consejo de su hermano y quedó fascinado por la belleza de la hermosa virgen y acogió el regalo de Pandora, sin darse cuenta del mal que estaba recogiendo. La curiosidad de Pandora y la curiosidad de Epimeteo hicieron que juntos destaparan la caja. Antes de esto, las familias de los mortales, habían sido advertidas por Prometeo que no reciban nada de los dioses, para vivir libres del mal, sin estar sujetos a la esclavitud, al trabajo y exentos de toda enfermedad, ser LIBRES en sentido absoluto. Pero fue más la curiosidad de la virgen Pandora, quien llevaba en las manos su regalo, una gran caja provista de una tapadera y apenas llegó con Epimeteo a una de estas aldeas, las personas se percataron que la caja estaba abierta y juntos abrieron la tapa, en donde seguidamente salieron volando del recipiente innumerables males que se desparramaron por la Tierra con la velocidad de rayo. Como insectos gigantes y en forma de nube volaron fuera de la caja y atacaron a Epimteo y Pandora dejándoles heridas muy graves y luego atacaron a toda la humanidad.

Sin embargo, oculto en el fondo de la caja, había un único bien: la esperanza; pero Zeus con su poder hizo que Pandora (muy herida) deje caer la cubierta antes de que la esperanza pudiera salir, encerrándola para siempre así, en la caja. Pero la desgracia llenaba tierra, mar y aire, bajo las más temidas formas y escalofriantes enfermedades que deslizaban día y noche entre los mortales, pues Zeus así lo había ordenado. Fiebres muy fuertes y seguidas de muchas muertes sorprendieron a los hombres.

La mitología nos describe que los más “horrendos males” para los hombres fueron: la vejez, la enfermedad, la fatiga, la locura, los vicios, el dolor, el sufrimiento, la pasión, las plagas, la tristeza, la pobreza atroz y el crimen. Todos estos males del mundo se habían extendido por la tierra. Lo más triste es que en el fondo de la caja quedó oculta para siempre la esperanza.

Análisis filológico del término “Pandora”

Bien, pues para los que no creen que las raíces etimológicas en las palabras es importante, que tal esto.

Pandora” proviene del griego Πανδώρα y si separamos esto es así: “Pan” significa “todo” y “dora, doro” significa “dar”, tenemos como resultado: “la que da todo” o “la que todo lo da”, pero obviamente sabemos que da todo, pero todo lo malo (las desgracias). Bueno esta es mi simple análisis etimológico del nombre.
Para Paul Mazon y Willem Jacob Verdenius, la palabra “Pandora” tiene un significado con distintos matices, pues la han interpretado como "el regalo de todos"; sin embargo, para Robert Graves significa "la que da todo" (lo cual concuerda con mi explicación), pero además indica que con ese nombre (Pandora) se adoraba en Atenas y otros lugares a Rea. Según Graves, se estaría ante la precursora griega de la “Eva” bíblica, puesto que “Pandora” es quien (como Eva) trae la desgracia a la humanidad. Por algo “Pandora” fue la primera mujer echa por orden de Zeus, para introducir los males en la vida de los hombres.
En los poemas, como por ejemplo en la Teogonía, el poeta Hesíodo, la presenta como la primera de entre las mujeres, que en sí mismas traen el mal. Razón por la cual se dan dos opciones a elegir, que el mismo Hesíodo nos muestra: 1. El hombre (sabio/el “filósofo” en palabras de Heráclito) debe optar por huir del matrimonio, a cambio de una vida libre y sin preocupaciones materiales, sin descendencia que lo cuide y que se dedique solamente a cultivar buenas amistades y a profundizar en el estudio de la razón. 2. O bien casarse y vivir constantemente en la penuria, con las preocupaciones, corriendo el riesgo incluso de encontrar a una mujer desvergonzada o una mujer que lo engañe, lo cual se encuentra escrito en un manuscrito griego anónimo (quizás a modo de advertencia) el cual dice: “Pandora es el inicio de toda maldad en la mujer, pues la mezcla de astucia y encanto, hacen que la mujer sea para el hombre, un mal sin remedio” (También vemos un fragmento similar en la Teogonía 602-612).
Por último, cuando decimos “se abrió la caja de Pandora”, nos referimos a que algunos de los actos que realizamos en vida (algunas acciones que realizamos por nuestra mala cabeza o por no pensar bien), nos van a traer nuevos males o nuevas desgracias. Es por eso que el gran Goethe dijo: “Oh! Sabios del mañana, futuros poetas, futuros filósofos, futuros escritores, futuros intelectuales, no seamos como Epimeteo que se dejó engañar ante los encantos de una musa joven y encantadora. No sucumbeís ante tales encantos, Cuidado!”.


Fuente:
Libro: “Análisis de la Mitología Griega”.
Autor: David Efraín Misari Torpoco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario